F. por Imanol Lavado Pablo Nolasco, del Getxo Rugby, anota bajo palos

24-13: El Getxo Rugby vence en Fadura y logra una ventaja de 11 puntos sobre el Ciencias Sevilla RC

Fotografía por Imanol Lavado

La melé getxotarra, superior a la de los sevillanos, fue fundamental para lograr la victoria

Los getxotarras se impusieron 24-13 al Ciencias Sevilla RC en la ida de las semifinales de los Play-Off de ascenso a División de Honor, logrando una importante ventaja de 11 puntos de cara al partido de vuelta que se jugará en Sevilla el próximo fin de semana día 5. Los hombres de Bado y Young se mostraron muy serios a lo largo de todo el partido y estuvieron por delante en el marcador durante la mayor parte del encuentro merced a su superioridad en el pack.

Con miles de personas abarrotando el campo de Fadura el Getxo arrancó mejor el partido ante el Ciencias, uno de los favoritos para subir de categoría. De hecho, los locales se pusieron por delante en el marcador (3-0) para el minuto 6 con un golpe de castigo transformado por Ander Calvo. Pero el partido estuvo muy igualado, sin un dominador claro de la posesión. Los visitantes reaccionaron empatando el encuentro en el minuto 13 con un golpe pasado por Domínguez (3-3). A partir de aquí el conjunto local adelantó su presión y encerró al Ciencias en su campo.

Tras varias melés donde los locales mostraron su superioridad, en pocos minutos los visitantes vieron dos tarjetas amarillas por indisciplinas a 5 metros de la zona de ensayo. Así al final llegó el tanto de castigo que puso el marcador en un favorable 10-3 en el minuto 26. Los visitantes se hicieron con el control del oval, supieron ganar metros y pese a estar en inferioridad lograron sumar puntos (10-6) gracias a un golpe de castigo pasado por San Martín en el minuto 34. Con ese igualado resultado se llegó a descanso.

La segunda parte comenzó con la misma intensidad, con mucha lucha por jugar en campo rival. El Ciencias pareció aprovechar mejor el descanso para presionar más arriba la creación del juego por parte del Getxo. Así lograron por primera ponerse por delante en el marcador (10-13) al lograr Ortega un ensayo transformado por San Martín en el minuto 45, tras aprovechar su mejor baza, el maul, fase en la que los sevillanos se encontraron muy cómodos. El equipo de Bado y Young no se vino abajo y, arropado por su numerosa afición intentó contestar rápido al Ciencias pero Ander Calvo no lograba sumar puntos con un golpe de castigo desde casi 40 metros. Aún así los locales siguieron insistiendo con su juego en delantera y a la salida de una melé el habilidoso nueve, Pablo Nolasco, logró escabullirse de la defensa con un slalom para posar bajo palos. Ander Calvo transformó para volver a poner al Getxo por delante en el marcador (17-13) en el minuto 50. A partir de aquí el juego se volvió a cerrar, con muchos encuentros en las delanteras y sin poder jugar mucho a la mano.

Ambos cuadros se quedaron además con un hombre menos por indisciplinas varias. Los locales parecían controlar el partido merced a su superioridad en las melés y así jugaron muchos minutos dentro de la línea de 22 sevillana. De esta manera, en el minuto 64 y tras muchas fases a 5 metros de la zona de ensayo, Speziali conseguía una nueva marca para el Getxo que no perdonaba Ander Calvo con una patada centrada (24-13). Así los locales aumentaron su ventaja hasta los 11 puntos, un marcador que ya no se movería más pese a que los getxotarras se mostraron superiores en esta fase final del encuentro. De hecho, Ander Calvo tuvo la ocasión de ampliarlo con un golpe de castigo pero por poco no pasó entre palos una patada desde más de 40 metros.

Así concluyó el primer partido entre vizcaínos y sevillanos, con una importante ventaja de 11 puntos para el Getxo que tendrá mucho trabajo que hacer para defender dicha renta en Sevilla el próximo fin de semana. Mientras que en las otras semifinales el Bathco Santander se impuso 34-47 al Liceo Francés madrileño por lo que también ha dado un paso importante para estar en la gran final y luchar por el ascenso a División de Honor, la máxima categoría del rugby nacional.